Como ya sabemos la legalización de la marihuana medicinal y su uso recreativo en México aún es ilegal y comprar en “el punto”, aún sigue representando riesgo de torzón. Muchos pachecos han optado por iniciarse en el autocultivo, además, así se libran de pesticidas y químicos que utilizan los sembradores para potencializar la hierba.

Por otro lado, esta restricción también va para los pacientes médicos, quienes necesitan cultivar su cannabis en sus propios hogares. Por eso ha nacido la necesidad de crear un manual de cultivo de marihuana para principiantes, por algo se empieza, no hay nada mejor que el autocultivo.

Con el conocimiento básico de cultivo, obtendrás los beneficios y consejos de métodos de cultivo, de cosecha, secado y curado. ¿Has imaginado tener tu propia cosecha de cannabis? En BRSTR te preparamos un manual de cultivo de marihuana para principiantes… ¡Toma nota!

Antes de comenzar, échate un toque e investiga a profundidad el tema, esto marcará una gran diferencia cuando empieces a cultivar tus plantas de marihuana. Ya sea donde cultivas tu marihuana, el tipo de entorno de cultivo que debes hacer, el tipo de nutrientes con los que que debes alimentar a tus plantas, es crucial tomar algunas decisiones importantes antes de gastar dinero. 

Manual básico que todo cannabicultor debería saber

Cultivo al exterior

Si está buscando específicamente ahorrar dinero, cultivar al aire libre podría ser la mejor opción, la verdad es la más común. No necesitarás comprar demasiadas cosas como; luces (ya que la única luz que necesitarán tus bebés será la del Sol), ventiladores o contenedores para sus plantas o el medio en el que están creciendo. 

Avanzando en el tema, es necesario decir que pueden surgir algunas situaciones inesperadas cuando se cultiva marihuana al aire libre. Podemos hablar de plagas, la privacidad y seguridad, la polinización de plantas masculinas en otros lugares. El plantar marihuana en el exterior no es tan sencillo como solo poner la plantita en una maceta.

Recuerda que el tipo de medio de cultivo que elijas para tus plantas de marihuana determinará exactamente cómo necesitarás cuidarlas. Existen muchas opciones además de la tierra simple, por lo que es importante realizar tu investigación para descubrir los pros y los contras de cada una antes de elegir.

La mayoría de los interesados, comienzan con un manual de cultivo de marihuana para principiantes principiantes como este. Si quieres probar algo además del suelo, puedes probar mezclas de perlita, fibra de coco, vermiculita, y más. Estas se consideran mezclas sin suelo, que son un tipo de cultivo hidropónico.

La hidroponía implica cultivar sus plantas de marihuana directamente en agua, lo que puede ser un sistema complicado pero muy fructífero y gratificante. Los cultivadores expertos dicen que las plantas con mejores rendimientos se obtienen en los sistemas hidropónicos.

Manual de cultivo de marihuana para principiantes

¿Qué nutrientes necesitan las plantas para crecer?

A menos que esté usando un tipo de suelo que ya incluye una cierta cantidad de nutrientes, necesitará comprar nutrientes de alguna forma para alimentar a sus plantas. Las plantas de marihuana necesitan diferentes proporciones de nutrientes dependiendo de la fase de crecimiento en la que se encuentren. Los principales tipos de nutrientes de los que debe preocuparse son nitrógeno, potasio y fósforo.

El tipo de nutrientes que obtendrás también dependerán del medio de cultivo que decidió utilizar. Los sistemas hidropónicos necesitarán mezclas de nutrientes elaboradas específicamente para instalaciones hidropónicas, por ejemplo. Esto ayudará a maximizar el crecimiento de sus plantas de marihuana y evitará que sus plantas “se quemen por nutrientes”, y es que todo tiene su chiste.

Uno de los aspectos más importantes en los nutrientes y las plantas de marihuana es el nivel de PH del suelo en las raíces de sus plantas. Incluso, ¿sabías que el agua con la que alimentas a tus plantas de marihuana debe tener un PH equilibrado? Si no es así, lo notarás si tus plantas comienzan a mostrar síntomas extraños. Cuando el nivel de PH es muy ácido o alcalino, se puede equilibrar con varios métodos, como agregar ciertos ingredientes al suelo. 

¿Cómo germinar semillas de marihuana?

Recuerda que al elegir una cepa de cannabis deberás elegir una que sea fácil de cultivar para los principiantes pero que también y que también se acople en el clima. 

Si compraste semillas de cualquier cepa en tiendas como Growshop México, primero necesitarás germinarlas, lo puedes poner en un vaso de agua durante unos días hasta que les crezca un rabito, en ese momento sabrás que está lista para plantarse. Esto puede llevar más de 24 horas en algunos casos.

Algunas personas prefieren usar otro método con toallas de papel, que consiste en poner semillas en una toalla de papel húmeda y dentro de dos platos para mantener la humedad dentro. Este proceso también debería llevar de unos días a una semana.

¿Cómo cosechar la marihuana?

Tus bebés han comenzado a crecer y una vez que le hayan crecido los cogollos a tus plantas de marihuana tendrás que esperar hasta que ya no estén blancos. Por lo menos, hasta que dos tercios de los pelillos se hayan vuelto más oscuros, entonces habrá llegado el tiempo de cosecha. 

Para asegurarte de maximizar la cantidad de THC, debes esperar hasta que entre la mitad y el 70% de los pelitos se hayan oscurecido. Ahora, si tu deseo es que la cannabis que produzcas tenga un efecto muy relajante, tendrás que esperar hasta que la mayoría (80% -90%) de los pelos estén obscuros.

La verdad, la etapa de cosecha es de lo más fácil, simplemente toma unas tijeras para cortar las hojas de la planta para que queden solo los cogollos. 

Manual de cultivo de marihuana para principiantes

¿Cómo curar y secar  cogollos?

Una vez que hayas quitado los cogollos de las plantas de marihuana, los siguientes pasos son fundamentales. Deberás secarlos correctamente, de lo contrario se podría producir un HONGO. Colócalos boca abajo en un lugar oscuro, fresco y con buena ventilación de algún tipo, pero tampoco permitas que se sequen demasiado rápido.

Una vez que se hayan secado lo suficiente, debes CURARLOS colocando los cogollos en frascos de vidrio que se cierren herméticamente. Llénalos como al 75% y déjalos en un lugar oscuro y fresco. Debes abrir los frascos diario pero solamente durante unos segundos para que se libere la humedad y entre un poco de aire fresco. 

Si parecen más húmedos de lo que deberían, puedes dejar la parte superior por más tiempo para evitar el desarrollo de un hongo. Cura el producto de marihuana durante unas dos semanas seguidas y luego comienza a abrir los frascos solo una vez por semana.

Según información recabada para este Manual de cultivo de marihuana para principiantes, muchos pachecos prefieren curar su marihuana durante un mínimo de 30 días, sin embargo, todo depende de la preferencia del cultivador. En cualquier caso, un mínimo de dos semanas es una buena regla general.

Por acá te dejamos un video de Cáñamo TV donde explica un poco más estos procesos. En otro post tendremos el Manual avanzado para cultivadores de marihuana… ¡Cuéntanos cómo va tu planta!

 

Comentarios